.

42
41

La escuela es la institución que se encarga de constituir al niño como sujeto social. Hoy, debido al COVID-19, los niños deben estudiar desde sus casas y los padres se ven implicados en esta enorme tarea. Sabemos lo difícil que eso puede llegar a resultar, y los sentimientos negativos que puede despertar, como el sentirse abrumado o incapaz de lograrlo; sin embargo, también sabemos lo perjudicial que puede resultar para un niño que se generen conflictos intrafamiliares, peleas o hasta violencia verbal debido a dichos sentimientos. Para evitar esto, compartimos estas sugerencias:

gestion-01

Dialogar desde el respeto y la contención. Gritar no ayuda a comprender, por el contrario, bloquea.

gestion-03

Hacerles saber que, como padre/madre, estás para ayudarlo, pero la responsabilidad de estudiar es suya. Recomendamos que el acompañamiento sea más cercano al principio y luego, de a poco, se les dé más autonomía.

gestion-02

Estimularlos, valorando los pequeños logros.

gestion-04

Si están en desacuerdo acerca de cómo resolver una tarea, anotar la pregunta para luego consultarle al docente, debatirla con sus compañeros o, en su defecto, consultarlo en internet; que el desacuerdo no sea motivo de enojos, sino una oportunidad de aprendizaje mutuo.

gestion-05

Establecer límites (tanto para los hijos como los padres): no debe haber malos tratos ni insultos, no se debe usar el celular/ otros dispositivos ni mirar la televisión, no hacer comparaciones, respetar el espacio del hogar destinado para hacer sus actividades escolares, entre otros.

40

Atento la suspensión de clases y con el fin de contribuir en la emergencia compartimos desde Educar 2050, nueve pautas prácticas que pueden ayudar en la organización de los aprendizajes en el hogar.

1.

Adaptar un “lugar de estudio” en casa y mantener un horario de inicio para todos los días.

2.

Desayunar antes de comenzar y fijar horarios de descanso. Detenerse a almorzar al mediodía. No es adecuado que dispongan de comida encima del escritorio; un vaso de agua puede ser suficiente.

3.

Aprovechar los descansos para ventilar el espacio y oxigenar el lugar. Los descansos deben durar entre 10 a 15 minutos.

4.

El diseño de los estudios será coordinado por los padres y madres en conjunto con los maestros y escuela, en su caso.

5.

Darles participación a los menores para entusiasmarlos y escuchar sus opiniones y brindarles un espacio de autonomía en los temas que ellos seleccionen (lecturas, películas, videos, etc.)

6.

Se aconseja una conducta positiva hacia los menores: brindarles confianza, hacer seguimientos consensuado con ellos, premiarlos y aumentar su autoestima.

7.

Acompañarlos en sus estudios. Conversar sobre lo aprendido  e interiorizarse.

8.

Hablar con los menores sobre el uso del móvil y demás dispositivos. No deberían distraer los estudios y hasta pueden ser una herramienta para los mismos.

9.

Cuando acabe el tiempo de estudio en casa, reservar momentos para disfrutar en familia.