Amalia

AMALIA ARNEDO

Amalia es profesora de artes visuales, especializada en escultura, muralismo y cultura. Entre varios proyectos, su mayor logro fue impulsar un proyecto de muralismo junto a los alumnos para embellecer la escuela y dar a los estudiantes un sentido de comunidad y compromiso.

 

¿Qué te llevó a enseñar?

 

Quizás tengo algo innato. Tengo una experiencia en 4to grado cuando la maestra nos había sacado a visitar los edificios, a la casa de las carmelitas. Nos explicó el trabajo artesanal y yo dije acá estoy bien y soy feliz. El arte tenía una fuerza dentro de mí.

 

He logrado muchas experiencias maravillosas con respecto al arte. He logrado varios cambios de actitudes, sobre todo de autoestima. La valoración de sí mismos a través de la producción de la obra.

 

En un colegio bachiller común, siempre llevo mucho material, de la historia del arte. Una alumna se enamoró de la Gioconda. A partir de ahí ella dijo que su vida había cambiado, a partir de ahí entendió que el arte era su camino. No la volví a ver porque era un bachiller común pero después me la crucé en el profesorado. “Usted tiene la culpa”, me dijo.

 

¿Cómo te asegurás que todos aprendan?

 

Yo les doy para elegir con qué quieren trabajar. Doy varias opciones de disciplina. Pintura, escultura, incluso audiovisual. Ellos eligen. A partir de allí ellos mismos eligen sus coordinadores y se entusiasman. Yo siempre lo que doy lo doy con mucha confianza. Y eso parece gustarles.

 

¿Cómo fue tu clase más creativa?

 

Una vez trabajé desde el arte con todo el arte contemporáneo. Trabajé con performance, instalaciones, ambientes. Hacíamos montaje de obras, body painting, bio art. ¡Se contagiaban!

Otra vez les dije que íbamos hacer una instalación donde el público sienta rechazo con la obra, pero sin dejar de ser provocativa varias opciones. Desde Duchamp, hasta el Dadá para ver cómo se revelaban contra el arte clásico, ¿no?.

 

Importancia del arte

 

El arte te lleva a poder abrir tu percepción hacia otra realidad, no a lo convencional, sino poder percibir con ojos de artista. Siempre cuando los saco a la plaza a hacer boceto me dicen “Ya la conozco a la plaza” y les digo “no, hoy vamos a salir a mirarla con ojos de artista”.

 

Entonces en el arte, a través de estos años, busqué que ellos mismos se descubran y descifren sus propias capacidades de crear, percibir, imaginar, sacar el arte de adentro hacia afuera. Que descubran su propia creatividad. Con el arte vos podés bucear en el interior del adolescente y descubrir sus talentos y capacidades.

Podés seguir cualquier profesión en la vida pero sin creatividad no tenés capacidad de innovar, recrear situaciones y cosas, eso lo descubrís internamente. El alumno debe descubrir que tiene esas capacidades en su interior. El docente deben descubrir esas capacidades y hacerle ver a él esas capacidades. Ahí la importancia del autoestima de la valoración de sí mismo.

 

¿Qué te distingue como docente?

 

Siempre cuando vine a trabajar no pensé que tenía que cobrar un sueldo. Siempre pensé que cada día que venía a trabajar era una posibilidad más de ser feliz. Siempre le puse alegría, entusiasmo, buena onda. El poder trabajar con los chicos a mí siempre me encantó. Movilizar grupos, siempre romper estructuras. Nunca usé los espacios del aula, siempre usé espacios diferentes, extra-institucionales. Una plaza, nunca el curso específico. Siempre, por más que tenga el mismo curso con los mismos temas nunca doy los temas iguales, jamás.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *