Aldo

ALDO ROMÁN PALACIOS

Aldo Román Palacios es director de la Esc. 1426, El Rosal, que se encuentra ubicada en el paraje de El Rosal del departamento Rosario de Lerma, provincia de Salta a 3400 metros sobre el nivel del mar, en la precordillera andina. Comenzó en la docencia cuando tenía 23 años,

¿Qué te llevó a enseñar?

Me gusta la docencia, me gusta estar con los chicos, ver cómo pueden aprender, cómo hacer que se sientan bien, contento por venir a la escuela, que se sientan integrados, que jueguen con los otros chicos de su misma edad. Acá las casas (de las familias) son muy alejadas, muy distantes unas de otras. La escuela es el único espacio donde ellos pueden compartir, pueden jugar y pueden aprender.

Cuando yo llegué a esta escuela en el año 1995, el edificio era muy chiquito. Era tan sólo un grado y una vivienda para el docente: la dirección, depósito y dormitorio. Luego con la gente y con otra fundación construimos el comedor, y empezamos a buscar formas de conseguir más cosas para la escuela. Nos pusimos en contacto con la unas a través del INENCO, y empezamos con las cocinas solares. Ellos estaban con el proyecto de construir cocinas solares y acá como hay mucho sol, nos donaron las cocinas y yo acá les hacía las mediciones porque éramos parte de un experimento. Lo medimos todos los días y a la organización le sirvió para el mejoramiento del desarrollo de las mismas. Así pudimos tener dos cocinas solares, un horno solar. Empezamos a cambiar la costumbre de cocinar con el fuego a cocinar con el sol, con energía que es totalmente renovable, gratis y no contaminante. Les puedo decir a ustedes que acá el Rosal es muy desértico, no hay leña, el combustible de leña es muy escaso. El tema del gas es muy difícil traerlo hasta este lugar, especialmente hace 15 años entraba un solo vehículo cada tres meses, cuatro meses.

La comunidad de El Rosal está integrada más o menos por 23 familias, muy dispersas unas de otras. Lo que sí se interesan mucho porque los chicos vengan a la escuela, que no falten. Cuando hay necesidad de colaboración, colaboran.

Los chicos vienen solos, prácticamente, algunos con los hermanos más grandes. Esta escuela cuenta con un albergue donde se quedan 8 niños, 6 varones y 2 niñas que viven acá de lunes a viernes.

Aldo, vos impulsaste en su escuela energías renovables. ¿Cuáles fueron las consecuencias?

Los hornos e invernaderos tuvieron un impacto muy positivo, inclusive en la comunidad. La comunidad aún no puede adquirirlos porque económicamente tienen el mismo precio que una cocina convencional. Los chicos aprenden y pueden vivenciar cómo se trabajan con las energías renovables. En el invernadero empezamos a construir hace 12 años. Hace 2 o 3 años pude construir un invernadero más grande para tener más verdura en la escuela. Nosotros solicitamos el apoyo y las investigaciones para poder desarrollarlo.

Los invernaderos y las cocinas solares tuvieron un impacto muy lindo. Antes nosotros teníamos acá hasta 9no año, ellos construyeron invernaderos en sus casas. Copiando de este invernadero, hicieron invernaderos en sus casas. Me contaba una madre que cuando venía a buscar a su hija los viernes pasaba primero por el invernadero y después a saludarla a ella.

Nosotros gracias al BID, cuando nos donaron dos cocinas solares, y los calefones solares, después que instalaron la cocina vino el gerente del BID, que está en Buenos Aires, y una señora de España. Vinieron a ver si estaba funcionando y al ver lo logrado se fueron muy contentos y pusieron calefones después.

 ¿Nos podés contar de algún otro proyecto?

Yo soy radio aficionado y quería ver cómo podía hacer que los chicos puedan utilizar la radio. A partir de donaciones y mucha gente nos ayudó con dinero, equipos, instalamos esta FM, que es la Fm de las nubes, 89.9 y tiene un alcance bastante interesante. Se escucha hasta ingeniero Mauri, Alfarcito. Aparte como los padres dejan los chicos en la escuela, pueden escuchar a sus hijos durante la tarde cuando ellos hablan.

El entusiasmo de los chicos fue impresionante, es muy lindo verlos cómo se desenvuelven. Mejoró mucho la dicción de ellos, se preocupan más por leer bien. Además son muy tímidos, esto tuvo un impacto muy bueno.

Con la radio se generan aprendizajes muy lindos. Por empezar, empiezan a manejar una computadora, escoger la música, cambiar los programas, y también el tema de la lectura. Hacemos que ellos lean temas que vamos viendo en la semana en la currícula. También sirve como entretenimiento, para que ellos canten, difundan, pasen noticias, pasen auspicios. Hacemos publicidades aunque sean ficticias así ellos logran mejorar y no tener miedo ante los demás.

De maestro a director

Llegué por antigüedad, estuve 5 años de maestro a cargo de la dirección y luego me titularizaron de director de la escuela.

La primera medida que tomé como director fue buscar un medio de comunicación. Hace 21 años cuando yo llegué el impacto que tuve fue que la población estaba muy aislada y busqué cómo tener una radio acá en la escuela para poder lograr comunicarme con el hospital o alguien que pueda solucionar un problema de salud. Así compré una radio para comunicarme con el hospital.

Otra medida fue terminar la escuela. No tenía luz ni agua ni gas. Busqué cómo tener esos servicios acá en la escuela.

 

Nos contaron que caminabas muchas horas para llegar acá. ¿Cómo lo lograbas?

Era complicado y era lindo, al principio. Yo me venía los domingos en el colectivo y el colectivo me dejaba en Alfarcito.  12.54Yo caminaba de 11 de la noche a 8 de la mañana para llegar acá a la escuela. Y así estuve tres años hasta que ya pude tener en qué venir y poder llegar más rápido. Al principio era bravo, pero era joven y era lindo venir y que los chicos estén acá en la escuela. Lo que más me preocupó era que los chicos vengan los lunes.

¿Por qué caminabas 8 horas?

Porque era mi obligación estar los lunes acá. Y no había otra forma. La responsabilidad del trabajo que uno tiene al menos yo lo siento así.

Para los chicos es muy importante que el maestro esté los días lunes. Es una forma de formar un hábito. Si no de grandes la responsabilidad no la van a tener. Desde chico tiene que crearse ese hábito de que el chico esté los lunes.

Sobre dar clases en el s XXI

los años uno trata de innovar, sino se volvería muy rutinaria la enseñanza. Los cambios que pude hacer fue enseñarles a los chicos que hay otras formas de aprender, de ver la vida, de tener servicios que no sean los convencionales. Eso lo logré gracias a estar acá, que no había nada, que no había gente, yo necesitaba un plomero y no lo conseguía. Tuve que ser plomero, ser electricista, para poder solucionar las cosas de acá. Yo creo que hay inculcarle eso a los chicos.

Como docente se cambió mucho, sobre todo en las herramientas y didáctica que uno utiliza ahora. Va cambiando. Ahora últimamente estamos con el tema de las netbook. Hace dos semanas nos llegaron las 10 netbook para trabajar con los chicos y es otro desafío, más que todo para los docentes que no estamos acostumbrado a eso.

Yo creo que ahí está realmente el chico que se interesa y a través de eso pueden investigar porqué se producen estos fenómenos de poder cocinar con el sol.

Cómo es una clase Aldo

Mi clase la sintetizaría así: Primero me aseguro que el chico esté contento para poder aprender y tener metodologías nuevas, herramientas nuevas, para que el chico sienta el interés de buscar la solución a esas cosas.

Proyecto que haya partido del interés de un alumno       

Hicimos en el invernadero, unas plantaciones con botellas de gaseosas descartables, en forma vertical, donde los chicos querían ver cómo se logra ganar terreno en un espacio bastante pequeño, en vez de cultivar en forma horizontal, lo hacíamos en forma vertical.

Después en una bolsa con papa, pusimos tierra y a medida que la papa iba creciendo, le íbamos poniendo más tierra y logro casi un metro la planta. La planta va logrando distintos niveles y va produciendo la papa. Cuando la planta se seca, abrimos la bolsa y salen las papas en distintos niveles.

¿Implican un estudio o capacitación aparte de parte tuya?

Hice capacitaciones aparte de energía renovable y me gusta leer también sobre esto.

Antes no había secundario, ¿exige de vos un esfuerzo para que sigan estudiando?

Es un desafío doble. El chico tiene que estar preparado para afrontar un secundario, con todos los elementos que tenemos para darle en la escuela primaria. Nosotros todos los días tratamos de explicarles lo importante que es seguir estudiando. Cuando nos visita gente en la escuela, tenemos una temática de que ellos les transmitan esto. Que es importante desarrollarse y estudiar para tener una vida mejor.

¿Y con los padres?

Con los padres es más complicada la cosa… Pero hay padres que sí están muy convencidos de que los chicos tienen que seguir estudiando, más que pasaron 7 años desde que se creó el colegio.

¿Qué lo hace volver a su casa con una sonrisa?

Volver a mí casa, los días viernes, con una sonrisa es lograr que durante la semana los chicos estén en la escuela, hayan aprendido lo que tenían que aprender, y se vuelvan contentos a ver a su familia.

¿Qué cambiaría del sistema educativo?

Del sistema educativo habría que cambiar la forma de enseñar. Me parece que los talleres son muy necesarios y me parece que a los chicos les interese más ese tipo de aprendizaje.

¿Qué es lo más valioso que aprenden sus alumnos?

Uno todo los días aprende de loS chicos. Lo más valioso que aprenden los alumnos es aprender a convivir, a vivir en una sociedad mejor, a revalorizar nuestra patria, y especialmente a poder que el día de mañana sean buenas personas.

Uno todos los días aprende de los chicos, estando con ellos uno puede aprender de muchas cosas. De sus casas, de sus hogares. Se puede aprender todos los días de eso.

¿Cómo le gustaría que lo recuerden en 30 años?

En 30 años… la verdad que nunca me puse a pensar. Pero como un trabajador más.

¿Algún consejo para los que están por arrancar en la docencia?

El consejo que les daría… que lo hagan por vocación. Que se sientan con ganas de desarrollar su tarea docente en condiciones no tan favorables como lo es en la ciudad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *